Hola a todos, para empezar quiero contaros la primera vez que hice a » mi marido cornudo».
Soy una mujer de 41 años de edad. Físicamente tengo un gran busto y curvas pero con un buen tipito. Como dicen en España, soy una mujer jamona.
Estoy casada desde los 22 años y nunca fui infiel a mi marido. Siempre me he dedicado a ser una buena ama de casa. Tengo 1 hijo, se llama Nacho y os puedo asegurar que es lo mejor que me a pasado en mi vida.
A nivel personal siempre he sido una mujer que cumple con sus tareas pero es cierto, que deje de lado mis sueños de adolescencia y no viví muchas de las cosas que me hubiera gustado hacer.
Cada día después de dejar a Nacho en la escuela, tomamos un pequeño desayuno entre varias madres, ese es el único momento para mi que me dedico. En esas charlas muchas de ellas siempre sacan temas de todo tipo, incluso algunos muy subidos de tono para ser unas madres respetables. Sobre todo muchos de esos comentarios lascivos son para Carlos, un chico muy guapo que trabaja en el café donde hacemos el desayuno.
Cada día, le dicen muchas cosas al chico que empezó ruborizando se y poco a poco va cogiendo confianza con nosotras y entra en el juego de cometarios obscenos y picantes.
Ese chico tendrá poco mas de 20 años, muy bien cuidado físicamente ya que hace mucho deporte. Además es muy amable. He de decir que muchas veces en ese coqueteo que hacíamos entre las madres y el, siempre fue para mi un simple juego pero nunca pensé en que pudiese pasar algo mas…
Un día encontré en mi bolso un papel doblado, era una nota que decía » eres la mejor de todas «.
Al principio me hizo gracia, no sabía que decir pero me sentí muy alagada e incluso, tuve pensamientos impuros.
A los pocos días, me encontré una segunda nota en la cual decía » eres la mas guapa » a la vez que estaba escrito un número de teléfono.
Por otro lado, aquella segunda nota empezó a llamar me la atención. Pero como podía ser si apenas tenían 20 años y seguro que tendrá a mil chicas detrás de el. Como se había podido fijar en mi, una mujer de mi edad. Esa segunda nota me dio que pensar, además de ponerme muy nerviosa. Era una montaña de sentimientos contradictorios. Yo era una gran mujer, una perfecta ama de casa la cual nunca pensé ni tan siquiera, que se me pasara esas cosas por la cabeza. Pero paralelamente, ese chico no se por que, me despertaba algo dentro de mi que no podía controlar. No se como ni por que, le escribí un whatsaap..
Los días siguientes fueron llegando intercambios de whatsaaps. Al principio era todo muy prudente, Carlos era muy educado pero a la vez ya había adquirido esa confianza de los desayunos y sus mensajes cada vez eran mas atrevidos. Hasta que un día me dijo:
-Te apetece tomar un café ?
No sabía que hacer , la verdad era que tenía mucha curiosidad  pero a la vez era una mujer casada y eso podrá parecer malo aunque no hiciera nada.
Al final decidí responder a ese numero por whats app:
-Hola, soy una mujer casada y no creo que a mi marido le haga mucha gracia que tomé un café con nadie. Le dije
-Es tan solo una café. Podemos hacer un café si no es mucha molestia y no estarás incomoda. Me dijo.
No se por que, tenía un debate interno y al final, acepté ..
Quedemos a los pocos días. El lugar era en otra población a media hora de donde vivo para evitar alguna mirada de personas conocidas. No se por que, tenía la sensación de que estaba haciendo algo malo y ni tan siquiera había salido de casa. Pero en mi cabeza no podía quitarme a ese chico de la cabeza…
Aun no se por que, me puse unos jeans ceñidos y una camiseta ajustada, con unos finos tirantes que resaltaban mis grandes pechos.
No sabía bien como definir ese vestimenta tan atrevida que llevada y a la vez, el por que acepté ese café..
Sea como fuere, ahí me plante junto a Carlos.
Estaba muy nerviosa , parecía una adolescente. La conversación empezó hablando me un poco de el, de sus planes de futuro y poco a poco, el empezó a hacerme alguna pregunta personal con lo que yo también le fui haciendo alguna a el.
Me pareció un chico muy maduro para su edad. También siempre tuvo un trato muy respetuoso conmigo y me sentí cuy cómoda. Terminemos el café, la charla fue muy agradable y me fui a casa.
En los siguientes días intercambiemos bastantes mensajes pero nada fuera de tono, los típicos buenos días o al final de haber hecho el desayuno con las demás madres, me escribía algún mensaje haciendo me algún piropo.
Por otro lado, los mensajes ya entraban conversaciones mas personales y no se por que , el conversar con ese chico me empezó a resultar agradable y excitante.
Los mensajes fueron a mas y sin saber como, acepté a verme otra vez con el en casa, en horas libres suyas y a la vez, en horario de trabajo de mi marido.
Empecé a tener un mar de dudas en mi cabeza y a la vez que estaba excitadísima.
El acepto y se presento a la cita puntual.
Empecemos a hablar pero sin saber por que ni como, en el juicio interior de mi cabeza acabo cediendo..
Instintivamente nos besemos , suavemente …
Ese beso suave se prolongo y empezó a ser mas intenso ,apasionado y lascivo. El muchacho a la vez que me besaba empezó a rozarme con su mano mis senos , para acabar quitando me la blusa fina y atrevida, muy escotada que llevaba.
Mi cuerpo entero se contraía, me entraba un escalofrío tan intenso que no podía describir lo y a la vez, me deje llevar…
Me desabrocho la blusa dejando mi busto al descubierto, empezó a lamerme los pechos y a manosear los con ambas manos , estaba muchísimo mas excitada de lo que había estado en los últimos años !
Siempre ame a mi marido pero la pasión se había perdido… Ese muchacho me estaba haciendo gozar como nunca antes lo estuve. Estaba muerta sexualmente y de golpe, renací con ese chico.
Cuando me quise dar cuenta, estaba de rodillas practicando le una felación lasciva y desenfrenada la cual, acabe sientiendo como ese chico no pudo aguantar se mas y se me corrió en la boca. Su esperma caliente me encanto ! Nunca antes lo había hecho ….
Me senté en el sofá, medio desnuda y el se puso encima mía. Empezó a penetrarme de forma suave al principio y después subiendo la intensidad de forma animal!
Luego nos intercambiemos y yo le tumbe en el sofá, mientras me seguía penetrando efusivamente. Estaba a tope de sensaciones y no pude contener me y llegue al orgasmo en repetidas ocasiones sin poder controlar mi cuerpo.
Ese muchacho me estaba haciendo revivir sexualmente.. Nunca pensé ser infiel a mi marido pero desde ese día, solo pensaba en hacer locuras sexuales con Carlos..
Esa , fue la primera vez que estuve con el. Mi vida cambio y acabe siendo una de las mejores amantes que Carlos pudo tener, una autentica Girls Bcn , nunca pensé ser tan fogosa, lasciva e incluso, me comparó con las menores Girl barcelona.
Ya no me lo podía quitar de mi mente y ya estaba deseando volver lo a ver una y otra vez… Estaba descontrolada …

Deja una Respuesta